Desde su primer planteo, posterior realización – e incluso con los resultados a la vista -, una experiencia sumamente positiva más allá de los aficionados y expertos; una primera oportunidad para sacar los miedos y los mitos referidos a los jóvenes y “nuestro” amado vino.

Ramiro Benedetti
Lic. Comunicación