Considero que VinoSub30, fue una gran experiencia individual y colectiva. Fue muy buena la interacción con colegas conocidos y otros que no, con estudiantes de enología, chefs y hasta con consumidores de vino que se dedican a rubros muy distantes a la restauración. Se generaron muchos diálogos y hasta debates en las mesas, que nos enriqueció mucho para la cata y establecer criterios. Incluso no faltó espacio para el humor en los descansos. Y a destacar, el ambiente distendido en todo momento, permitiendo a todos lograr un mejor trabajo. Fue una experiencia de la cuál, sin dudas, volvería a participar las veces que sea convocado.

Pablo Rodríguez
Sommelier