VinoSub30, un concurso para atraer a los más jóvenes al mundo del vino

Ya son unos cuantos años escuchando la importancia que otorgan los departamentos de marketing a la Generación Y (nacidos en la década de los 80), también llamada millennial, y a la que viene detrás, la Generación Z(nacidos en los últimos años de los 90)Y la industria vinícola no es una excepción a la hora de colocar a los más jóvenes en el centro de sus estrategias de venta.

Lo cierto es que en mercados como el estadounidense o el británico los millenials ya lideran las ventas de vino. Y la generación Z, ahora alrededor de los 15-20 años, son ya el 25% de la población mundial. En cambio, en países como España o Argentina el perfil del comprador pertenece en su mayoría a la generación anterior, la llamada X o baby boomers, formada por quienes nacieron en los 60 hasta mediados de los 70.

Tras el descenso de ventas en los últimos años en nuestro país, parece que los datos mejoran. Según el Informe de Consumo Alimentario en España, a lo largo del año 2016 el consumo doméstico de vinos aumentó un 0,8% con respecto a 2015. Y según los datos que ofrece el Observatorio Español de los Mercados del Vino, la demanda creció ese mismo año alrededor del 3%. Pero aún queda camino que recorrer para que en nuestro país los más jóvenes comiencen a cultivar pasión por el vino, tanto

Conocer a los jóvenes para conquistarles

Mucho se ha tratado sobre la dificultad que tiene el vino para atraer a este segmento de la población, que parece estar alejados de la cultura vinícola y lo percibe como algo anticuado. Desde vinacrucis ya dedicamos un artículo a dar algunas claves para conocer mejor a los millenials y ayudar a conquistarles.

Adictos a los móviles y sus apps, viajeros, con valores que anteponen el compartir al poseer, los millennials han desarrollado un sentido crítico que no da cancha a publicidad convencional.

Por su parte, la generación Z, ha sido la primera en socializar mediante la tecnología, son autodidactas y comprometidos socialmente. Si bien es cierto que hay algunas diferencias entre la generación Y y la generación Z, ambas coinciden en ser inseparables de última tecnología y vivir pegados a múltiples pantallas.

El reto que supone conquistarles ha dado pie a una interesante variedad de iniciativas, todas con el mismo objetivo: cambiar la visión que los más jóvenes tienen del vino. Desde festivales con múltiples actividades relacionadas con el mundo vinícola, como el riojano MUWI o el Refresh! Wine Festival de Argentina organizado por WineRevolution, hasta las ‘anticatas’ creadas por el movimiento ‘Jóvenes por el Vino‘.

¿Pero qué opinan realmente los jóvenes, los protagonistas reales de esta cuestión, sobre el vino? Para responder a esta pregunta, nació el concurso VinoSub30.

VinoSub30: Un concurso de vino donde los jueces no superan los 30 años

Concurso VinoSub30Se trata de un concurso internacional de vinos, único en su clase porque el jurado no está compuesto por expertos consagrados, sino por jóvenesmenores de 30 años.

Por un lado, se invita a las bodegas a participar en VinoSub30 con una muestra de sus vinos y, por otro, se anima a los jóvenes a inscribirse como jueces, siempre que no trabajen en una bodega. Durante la cata a ciegas, los jueces valoran según su propio criterio cada vino mediante una app en su móvil o tableta, completando una ficha electrónica y puntuando en una escala de 0 a 100. Aquí no hay famosos sumilleres ni jerga enrevesada, sólo la honesta opinión de los que participan voluntariamente.

La edición de este año, la cuarta en España, se celebra el próximo 1 y 2 de marzo en Madrid. La iniciativa nació en Argentina en 2004 y las más de 20 ediciones que suma al haberse celebrado en otros países confirman su éxito.

El año pasado participaron 120 vinos de 29 bodegas. Los premiados fueron 46, de los que destacaron 7 con la Gran Medalla de Oro al superar los 95 puntos.

Publicado el 27/02/18 en Vinacrusis por

Licenciado en Biología y Enología, se dedica al asesoramiento integral a bodegas, analizando y proponiendo mejoras de sus vinos y crianzas, así como asesoramiento a restaurantes en el diseño de carta, gestión de stocks de vinos, maridajes, realización de eventos gastronómicos.