por Vicent Escamilla

Durante 2018, prácticamente tres de cada cuatro litros de vino (el 73,5%) que se consumieron en el canal hogar fueron tomados por una persona mayor de 50 años. Una situación que contrasta con la tardía incorporación de los más jóvenes al consumo de vino, pues, según el Informe de Consumo Alimentario en España 2018 presentado recientemente por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), la población con una edad inferior a los 35 años, tan solo es responsable del 4,45% del volumen total consumido en este canal.

Así, los mayores de 50 años presentaron durante el pasado ejercicio un consumo per cápita de 12,16 litros, por encima de la media general (7,89 litros) y muy por delante del dato de consumo por habitante y año de los menores de 35 años (2,66 litros); y de aquellos que cuentan entre 35 y 49 años (4,44 litros per cápita).

Según el citado informe, el consumo doméstico de total vinos a lo largo del año 2018 disminuyó un 2,4% con respecto a 2017, hasta los 361,1 millones de litros. Contrariamente, el valor de la categoría aumenta un 4% hasta los 1.044,9 millones de euros. De este modo, el precio medio del vino consumido en el canal hogar cerró 2018 en 2,89€/l, con un incremento del +6,6% respecto al año anterior. En nuestro número de Estadísticas ampliaremos la información con más detalle.